La conexión con los árboles


Con Juan Valero

El bosque significa buscar, en el bosque encontramos todo aquello que precisamos, alimentos, energía, refugio, medicinas, materias primas, … En el bosque encontramos la vida envueltos por los árboles y las plantas que juntos le dan su identidad.

Los árboles son la fuente principal de vida, descendientes últimos de los colonos vegetales que llegaron desde los mares a la superficie de la tierra para transformar la roca y el sol en vida. El reino vegetal ha creado el soporte vital primario sobre el que se sustenta el mundo animado al que pertenecemos.

Entre sus brazos tranquilos encontramos también la reconexión con el origen, con lo primordial, un árbol es paz, es respirar, beber, alimentarse, contemplar, es crecer sin prisa.

Nadie es ajeno a la experiencia de reconexión con nosotros mismos y con el mundo que nos regala la experiencia imponderable de encontrarnos inmersos entre árboles. Un baño de bosque, lo llaman los anglosajones.

En Japón, existen bosques especialmente cuidados para que sus estresados ciudadanos practiquen el Shinrin-Yoku que ya es considerado como una medicina tradicional con carácter preventivo y que podría entenderse como “caminar por la naturaleza con los cinco sentidos”.

Akira Miyazaki, antropólogo fisiológico y vicedirector de Chiba University de Japón, sostiene que la mayor parte de la vida evolutiva de los seres humanos se ha producido en contacto con la naturaleza y los bosques, por eso, los estados de consciencia relacionados con estos entornos siempre son transcendentes y sanadores.

En la naturaleza encontramos bosques sagrados y árboles templo, conectando las fuerzas que pulsan entre el cielo y la tierra dan sustento y armonizan la vida que está a su cargo. Un árbol además es un amigo, siempre está dispuesto a recibirnos y a cuidarnos si nos abrimos a su conciencia.

Juan Valero nos comparte en este encuentro su relación con los árboles y cómo podemos entablar relación con ellos. Nos dice Juan que es sencillo, como cuando abrimos una conversación con alguien en un bar, solo hay que tener la voluntad.

Juan ha dedicado su vida a los árboles, ha sembrado bosques enteros desde su actividad como silvicultor y tiene un viejo cuaderno de viaje en el que dibuja y anota sus vivencias con árboles ancianos y sabios, ejemplares singulares que ha conocido en sus recorridos a pie por la península ibérica para establecer lo que Juan llama “El camino de las ardillas”, un proyecto cuya visión es crear un corredor ambiental en la espina dorsal montañosa de la península ibérica, recuperando en lo posible el patrimonio forestal perdido y acabar con la fragmentación actual de los bosques.

Para que nos cuente sus experiencias con los árboles hemos venido a Riopar, en la sierra del Segura, por supuesto, rodeados de bosques.

Cavaneo del Spirito Santo, el templo humilde.


Con Sergio Berti

Los solsticios de verano y de invierno son momentos mágicos para el ser humano, solsticio, del latín solstitium, o sol sistiere, significa sol quieto y define las épocas de mayor y menor permanencia del sol en el cielo diurno durante un ciclo solar. El sol va alargando su presencia día a día desde el solsticio de invierno, acontecido el día 21 de diciembre, que es el día más oscuro y corto del año,  hasta alcanzar su máxima plenitud el día del solsticio de verano, el 21 de junio, cuando el sol reina durante el día más largo y luminoso del año.

Los antiguos griegos denominaron puertas a estas dos épocas del año, la puerta de los hombres en el solsticio verano y la de los dioses en el de invierno, no es de extrañar que diferentes deidades del panteón humano llegasen al mundo justo al tercer día del día más oscuro, cuando la divinidad nacida comienza a alumbrar el mundo llevándolo de nuevo a la luz. Resulta inevitable establecer la asociación.

Conocer estos acontecimientos astronómicos ayudaba al ser humano a predecir las estaciones, y con ello las migraciones de los animales para organizar la caza o el momento de maduración de los frutos silvestres para su recolección, y más adelante, crear la agricultura y la ganadería permitiendo construir las sociedades complejas en las que hemos devenido.

Para predecir la llegada de los acontecimientos naturales, el ser humano ha levantado arquitecturas capaces de interactuar con las posiciones del sol y del cielo nocturno. Lugares con proporciones geométricas que representan el movimiento y las formas de la vida y del cosmos, y por ende, asociados a las divinidades que crearon y dirigen el universo, por lo que se les ofrece culto.

En estos lugares se representa el orden infinito de la obra divina y se establece la comunicación con su estado más íntimo y personal. En el templo el ser humano habla con la divinidad, le ruega, recibe sus designios, se relaciona con lo divino personalmente.

Existen cultos capaces de grandes y complejas construcciones, refinadas edificaciones en las que se replica el cosmos conocido organizándolo armónicamente, y también lugares humildes en apariencia a los que no les falta lo necesario para establecer un espacio ordenado en el flujo del caos, creando un pequeño cosmos donde establecer contacto con lo divino.

Entre las selvas cercanas a la costa ligur, Sergio Berti nos ha traído a conocer una de estas humildes construcciones, un pequeño edificio perdido entre el bosque mediterráneo cercano a la Spezia, que nos ha dado a conocer como “cavaneo”. Sencillo y humilde en apariencia, en su interior se refleja el movimiento del cielo, los solsticios, las fases lunares y el tránsito de las estrellas junto con las proporciones de la vida, y establece el orden cósmico que permite la conexión con lo divino.

Sergio Berti es Ingeniero electrónico, geobiólogo experto en análisis geobiofísico, docente de geobiología y domoterapia en la academia de naturopatía ANEA, y presidente de la asociación Architettura&Geobiologia – Studi Integrati.

 

 

Un mundo mejor, meditación de armonización y sanación planetaria


Meditación dirigida por el Dr. Jorge Carvajal.

El día 10 de mayo de 2017, el proyecto un mundo mejor celebró a un año de su inicio la festividad del Vesak con este vídeo, en el que contamos con la inestimable participación del Dr. Jorge Carvajal, quién guió la meditación que fue seguida desde diversos lugares del planeta por cientos de personas, con el fin de crear todos juntos una gran antena de invocación planetaria para ayudar a reconstruir la red etérica del planeta.

Desde el proyecto un mundo mejor se trabaja en la creación de una gran red de armonización planetaria, unificando la información positiva y sanadora generada por una multitud de consciencias colaborando juntas, para ayudar a nuestro planeta a posicionarse en su nivel de conciencia más elevado. Una red que crece día a día haciéndose más grande, más fuerte y más presente a cada nueva conexión establecida.

La proyección de la información positiva en la red, se conecta mediante un sistema de antenas de armonización, y desde la luna del Vesak de 2016 hasta la misma fecha de 2017, se han sembrado 323 de estas antenas en 41 países. El propósito es que en breve todos los países del mundo tengan al menos una antena.

El conjunto de antenas armonizadoras, ubicadas en lugares de especial energía, generan una red de nodos que permite proyectar los pensamientos positivos emitidos desde cada antena a la totalidad del sistema. Cuantas más antenas, más grande será la red y mayor será la expresión de su fuerza.

El pensamiento dirigido desde la intención y la conciencia, crea informaciones de alta energía que pueden transformar positivamente la realidad del mundo en el que vivimos.

La geobioloía y los árboles


Con Juan Segura

Un biotopo es el espacio geográfico en el que se reúnen ciertas condiciones ambientales favorables al desarrollo de una comunidad biótica, formada por especies animales y vegetales adaptadas a unas condiciones ambientales específicas, como pueden ser; el tipo de suelo, la disponibilidad de agua o las condiciones atmosféricas.

El estudio y la práctica de la geobiología, ha observado cómo los animales y las plantas también se adaptan a biotopos específicos establecidos por el carácter geobiofísico del lugar en el que habitan. Así en la vida de los árboles, se advierte cómo algunos ejemplares, perteneciendo a la misma especie y compartiendo un mismo hábitat con iguales condiciones geológicas y climáticas, no llegan a completar sus vidas, crecen deformados o torcidos, desarrollan tumores, o agostan solo una parte de sus ramas antes de que llegue el otoño, y sin que existan competencias por la luz o el agua, sufran la influencia de la fuerza y dirección de los vientos, o se encuentren afectados por parásitos, infecciones o plagas. Es más, si el árbol fracasado es sustituido por otro de su misma especie y es plantado en el mismo hueco, el nuevo ejemplar llega a sufrir una suerte similar a la de su predecesor.

La geobiología ha observado que en estos casos siempre existe una influencia geofísica de carácter concreto afectando negativamente a la salud del árbol. Las fuerzas de la tierra distorsionadas por la actividad de corrientes de agua subterránea, fallas, redes geomagnéticas de Curry o de Hartmann, son algunos de los acontecimientos que ejercen influencia en el crecimiento de los árboles y de las plantas, pudiendo ser positiva o negativa en su desarrollo dependiendo de las necesidades geobiofísicas específicas de cada especie.

Para introducirnos en esta faceta de la geobiología, Fernando ha visitado a Juan Segura en Riópar Viejo, en el corazón de la Sierra del Segura, donde Juan ha dedicado la mayor parte de su vida profesional a las actividades relacionadas con el cultivo, el cuidado y la explotación silvícola de bosques y montes.

Juan es silvicultor, radiestesista y un experto conocedor de las influencias de las fuerzas de la tierra en el crecimiento de árboles. En este capítulo de la tierra viva Juan nos comparte algunas de sus observaciones de las experiencias obtenidas en su profesión como silvicultor sobre la relación entre la geobiología de un lugar y la vida de sus árboles.

Connection of conscience and intention to achieve a better world.


The thoughts, the emotions and the positive feelings projected by the intention in the Irati Harmonization Center are transmitted through the network nodes all around the planet. It happens the same with the intention projected in each node. In this way the planetary etheric web is gradually restored and we can achieve A Better World.

http://www.unmundomejor.life/

 

Verbindung von Bewusstsein und Absicht, um eine bessere Welt zu erreichen


Die Gedanken, die Emotionen und die Gefühle, die durch die Absicht des Beobachters im Harmonisierungszentrum Irati projektiert werden, werden durch das Netz der Harmonsieringsknoten über den ganzen Planeten gesendet. Das Gleiche geschieht mit Absicht, die in jeden Knoten projektiert werden.
In dieser Art und Weise wird das Planetätherischenetz wiederhergestellt und eine Bessere Welt wird erreicht.”

http://www.unmundomejor.life/

 

El centro de armonización de Irati


Conexión de Conciencia e Intención para lograr un mundo mejor.

Geobiología, la tierra viva, colabora con el proyecto Un Mundo Mejor, que surge de la iniciativa de la organización sin ánimo de lucro Josenea.

El centro de Armonización Irati se creó en la Finca Bordablanca como la primera antena del proyecto un mundo mejor, que servirá de base para la construcción de una red nodal de antenas distribuidas por todo el planeta para la armonización del ambiente en sus diferentes planos, reforzando la red etérica planetaria en base a la meditación y a la proyección de pensamientos positivos en cada una de las antenas que forman la red.

Josenea es una asociación socio laboral sin ánimo de lucro con sede en Lumbier, Navarra. Su principal objetivo es fomentar la inserción en el mercado laboral de personas en riesgo de exclusión social. Para realizar esta labor dispone de la Finca Bordablanca, donde cultiva, de forma orgánica y en un entorno autoabastecido energéticamente, 80 variedades de plantas medicinales. En la Finca Bordablanca se encuentra el Centro de Armonización Irati.

El centro de armonización de Irati es un lugar abierto a las voluntades de ayuda al planeta en todas sus facetas, pudiendo entregar y también recibir las energías sanadoras disponibles en el conjunto de la red de centros.  Disfrutando, descubriendo, jugando y entregándonos a un orden mayor, creando nuevos valores en el conjunto de la humanidad.

“Que las fuerzas armonizadoras del cielo, de la tierra y aquellas que mantienen vivo todo lo que nos rodea, se concentren en este centro energético y colaboren en la armonización del planeta y en la conexión de la persona consigo misma y con el universo.”

http://www.unmundomejor.life/

 

La iglesia del mar


Con Sergio Berti

Los lugares sagrados tradicionalmente se ubican en áreas con características geofísicas muy activas, fuerzas que surgen de las mecánicas de las fallas geológicas con diferentes tipos de esfuerzo y materiales de contacto, cambios en la composición de los materiales de los suelos, corrientes de agua subterránea, o importantes confluencias geomagnéticas.

En la iglesia de San Pietro en Portovenere, además se suma una fuerza muy particular a la actividad energética del templo, ésta es la fuerza del mar.

La roca en la que se asienta San Pietro conoce la presencia del ser humano al menos desde hace algo más de 2.000 años. En el peñón a orillas del mar de Liguria, primero se erigió el templo romano a Venus Ericina en el siglo I antes de Cristo, después en el siglo V, se edificó sobre sus ruinas la primera iglesia paleocristiana que fundamenta la iglesia gótica que podemos visitar en la actualidad, San Pietro de Portovenere. Y probablemente, antes que Venus, las deidades ligures ya observaban el mar desde este promontorio.

De la mano del geobiólogo Sergio Berti, Fernando ha visitado esta iglesia tan particular, en donde encontramos un nuevo acontecimiento de las fuerzas de la tierra agitando las energías del templo. En la iglesia de San Pietro de Portovenere, actúan las fuerzas del mar, donde unas veces son la calma, y en otras, la tempestad.

Sergio Berti es Ingeniero electrónico, geobiólogo experto en análisis geobiofísico, docente de geobiología y domoterapia en la academia de naturopatía ANEA, y presidente de la asociación Architettura&Geobiologia – Studi Integrati.

La consciencia y el lugar


Con Raúl de la Rosa

Existen diferentes planos de interacción entre las energías de los lugares y las personas que los habitan. El aspecto de estas interacciones que más ha tratado la geobiología, versa sobre la salud y el lugar donde dormimos, pero entre lugares y personas se producen sinergias aún más sutiles.

Las fuerzas predominantes en un lugar pueden influir directamente en la experiencia de expansión o contracción de la consciencia humana, y a su vez, el lugar también es influido por el reconocimiento y la atención personal, ya que el observador no es independiente del mundo observado. Tanto si el observador es consciente de ello, como si no.

Para comprender mejor esta faceta  que nos descubre el estudio y la práctica de la geobiología, Fernando se ha encontrado con Raúl de la Rosa en Náquera, cerca de Valencia, donde conversan sobre el fascinante fenómeno de las interacciones consciencia-lugar que se producen en el escenario del espacio-tiempo cuando una consciencia lo habita.

Raúl de la Rosa es escritor, filósofo práctico y experto en ecología y salud del hábitat. Experto en filosofías orientales y tradiciones anímicas. Es editor de la revista Vivo Sano y autor de múltiples estudios e investigaciones sobre la mente, el electromagnetismo y la geobiología.

HRV Variabilidad de la frecuencia cardíaca como método de análisis geobiofísico


Con Sergio Berti

La actividad hormonal y nerviosa de una persona puede alterarse de forma directa por influencia de las fuerzas que forman el ambiente geofísico en el que se encuentra, provocando cambios fisiológicos registrables a través de la actividad cardiaca.

Según el ingeniero Sergio Berti, existen lugares hipertónicos que activan el sistema nervioso simpático y lugares hipotónicos que activan el sistema nervioso parasimpático como respuesta a la información predominante en el lugar. La permanencia cotidiana en un lugar de carácter excesivamente hipertónico, o hipotónico, especialmente en el lugar donde dormimos, puede desempeñar un factor determinante en el desarrollo de los estados de salud.

Para conocer la técnica de análisis geobiofísico HRV (Heart Rate Variability), Fernando ha visitado a Sergio Berti en La Spezia, Italia, donde se han encontrado para conversar sobre las experiencias de Sergio en el empleo del HRV y su aplicación al conocimiento de la geobiología.

Sergio Berti es Ingeniero electrónico, geobiólogo experto en análisis geobiofísico, docente de geobiología y domoterapia en la academia de naturopatía ANEA, y presidente de la asociación Architettura&Geobiologia – Studi Integrati.